viernes, 16 de octubre de 2009

El mejor jugador de todos los tiempos

Salir a jugar un partidito con los patas del barrio es, para los niños, uno de los pasatiempos más populares en un país pelotero como el nuestro.Alli en la pista, con un par de chungas , con el más chato o el más "chibolo" de arquero. Sin camisetas del mismo color; más bien con camisetas rotas, viejas, incoloras, en algunos casos de tu hermano mayor.Las rodillas marcadas fruto de tanto raspón en la pista y su consiguiente salivita como remedio. No hay arbitro (inocencia no interrumpida), por lo tanto no hay tarjetas y si bastante taba y a veces cuando no hay acuerdo, su bronquita para amenizar.Como no hay categorias los jugadores mas "grandes", es decir los mas desarrollados físicamente, son los que escojen y capitanean al grupo.
Recuerdo que en una epoca yo estaba dentro de este último grupo. Me elegían primero o máximo segundo cuando se formaban los equipos. Y yo respondía a los expectativas con goles y buenos pases. Aún recuerdo mis proezas las cuales algún dia contaré a alguien que las quiera creer.Estoy seguro que este su servidor llego a ser en su momento el mejor jugador de ese barrio... Y sin embargo, algo cambio en cierto momento.
No estoy seguro en que etapa de mi carrera pelotera las cosas empezaron a cambiar. Recuerdo que empecé a fallar pases. A veces sentía que el tiempo entre parar el balón y acomodarme para mi mejor perfil era demasiado corto... y perdía velocidad ... o tal vez los rivales eran más veloces. Salieron a flote defectos que no había tomado en cuenta antes... Tenía problemas para encarar y definitivamente no sabía cabecear. La paciencia de la hinchada y los compañeros era cada vez mas poca... hasta que un dia aciago me retiré sin pena ni gloria. Había perdido mi estatus, ya no era el mejor, ya no valía la pena...
Haciendo un repaso y encontrando explicaciones, me doy cuenta que simplemente no era tan bueno. Simplemente era un chico al que le encantaba jugar al fútbol y alucinar ser el mejor... Hasta que un día tuve que jugar contra otros chicos con similares sueños y mejores destrezas. Jugadores de fútbol que no eran mis amigos(mas bien enemigos) y que no daban un balón por perdido, ajustando la marca al límite, corriendo con tanta energía como si persiguieran diamantes en vez de un balón y golpeando al rival como martillo a clavo, hasta enterrarlo en la cancha. El fútbol había cambiado. Yo ya no podía competir contra estos nuevos jugadores, casi robotizados. Algo de talento tuve seguro, pero no alcanzaba para el fútbol de ahora. Fuí Pelé y Maradona en cierto tiempo , pero era pretérito. Como a ellos seguro , la modernidad me había vencido...pues aunque suene hereje, el negro Pelé y el chato Maradona tuvieron un gran momento pero pasó y vinieron otros que lo hicieron mejor y esa progresión no se ha detenido y creo no lo hará por que sigue una lógica muy simple y que solo los candidos y la media (muy convenientemente claro está) no perciben o no quieren reconocer: El fútbol es cada dia más complejo y competitivo, con diseños técnico tácticos cada día más elaborados, con un plan de trabajo que incluye no solo un entrenador, preparador físico y de arqueros sino también a un equipo de cientificos detrás de los jugadores. Hay incluso evidencia de uso de software para analizar al equipo rival y al propio (a no sentirse mal los que juegan al play station hasta la madrugada) sin mencionar el video y las estadísticas, trabajo este de profesionales especializados también. Demas está decir que ahora todo apunta a la formación de un atleta futbolista en programas en donde la capacidad y formacion intelectual del jugador no se ha dejado de lado y más bien se la potencia. En este fútbol actual en donde el jugador tiene que convivir con la presión constante de auspiciadores, hinchas , prensa de la buena y amarilla y a la sobrexposición de su vida en muchos casos, en este fútbol de estrés y drama, en donde si no tienes equilibrio emocional no la haces. En este futbol , es casi, o mejor lo afirmo, es imposible ser figura. Por ende, el que ahora es el mejor crack, es mejor que él que lo fué hace un año y mucho más del que lo fué hace 20 o 40.Por eso digo que ya quisieran Cristiano Ronaldo, Leonel Messi, Kaka y mas atrás , Zidane, Figo , Romario haber jugado en los tiempos de Maradona y mejor aún de Pele. Incluso acá en Perú, con todo respeto a las reliquias nuestras, Claudio Pizarro es junto a Paolo Guerrero los mejores "9" que hemos tenido en toda nuestra historia, tomando en cuenta lo que hacen y al nivel competitivo en que se desempeñan. Vargas es un jugador que nunca había existido en Perú y Jefferson Farfán sería titular facil en el equipo de México 70, 78 y 82.
Por eso es que cuando escucho por allí esa discusión de si Pelé fue mejor que Maradona, me parece tan vana que aburre. Que interesa si fueron los mejores. Hay cientos de futbolistas por encima de ellos. Sin embargo para ambos, les queda el consuelo de haber sido los mejores en cierto momento,de haber llevado a la victoria a sus equipos con la gloria correspondiente y de habernos hecho enamorar de este deporte. Demostraron que eran los mejores hasta que el fútbol con su constante evolución, muchas veces inescrupulosa y deshumanizada, los dejó fuera como a muchos. Como a mi, por ejemplo.
O. Sánchez

1 comentario:

  1. Hola¡
    Permiteme presentarme soy tatiana administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    tatiana.
    tancha2009@hotmail.com

    ResponderEliminar